inteligencia artificial

Cómo la inteligencia artificial está transformando el marketing digital

Tiempo de lectura: 4 minutos

La inteligencia artificial presenta un gran potencial para revolucionar muchos ámbitos y la experiencia en marketing es una de las más prometedoras. 

Junto a otras tendencias como la omnicanalidad, el marketing guiado por la inteligencia artificial supone una de las apuestas más eficaces para que las empresas garanticen que siguen siendo relevantes en los próximos años. 

Nueva llamada a la acción

 

Qué es la inteligencia artificial

La inteligencia artificial es una disciplina de la ciencia computacional cuyo objetivo final es que las máquinas sean capaces de llevar a cabo tareas que normalmente necesitan de la inteligencia humana. 

En otras palabras, se busca crear software que ayude a las máquinas a “pensar” como los seres humanos e incluso superar estas capacidades. 

Se trata de una disciplina que viene desarrollándose desde los años 50, cuando Alan Turing publicó su artículo ‘Computing Machinery and Intelligence’, desarrollando entre otras ideas el test de Turing. 

Hoy, la inteligencia artificial podría resumirse en la capacidad de las máquinas de tomar información de su entorno y actuar respecto a él, resolviendo problemas que típicamente requerirían del entendimiento humano. 

Para ello, se valen de disciplinas como el deep learning y el machine learning, que proporcionan a las máquinas capacidad de aprender por sí mismas a resolver problemas de forma más eficiente. 

La transformación digital del mercado y las diferentes industrias han provocado la inserción de numerosas aplicaciones de inteligencia artificial en ámbitos diversos. Algunos ejemplos: 

  • En áreas como Recursos Humanos o contabilidad, permite agilizar papeleo y procesos repetitivos, automatizándolos. 
  • En la industria sanitaria, facilita la toma de decisiones en base a los datos almacenados de cada paciente.
  • En cuanto al área de distribución, genera una logística y cadena de suministro más eficiente, monitoreando procesos como el control de inventario o de envíos. 

En estas áreas y otras, el potencial real de la inteligencia artificial está en su capacidad para la gestión de datos (muy superior a la capacidad humana) y la posibilidad de combinarla con la supervisión y la creatividad humanas. 

 

Descubre las 8 claves para optimizar la conversación de un chatbot

 

6 aplicaciones de inteligencia artificial en la experiencia en marketing

La aplicación de inteligencia artificial en este área está siendo particularmente intensa, permitiendo llevar disciplinas como el marketing de fidelización y el marketing relacional a nuevos niveles. 

El objetivo es evolucionar hacia el data-driven marketing. Se trata de un escenario en el que los datos generados (por ejemplo, durante interacciones con clientes y leads) facilitan la creación de experiencias más enriquecedoras para ellos y, por tanto, con mejores resultados. 

No obstante, aún existen dudas sobre cómo la transformación digital puede impulsar el marketing de una empresa. Así, el portal Statista publica dos cifras clave: mientras el 59% de los expertos en marketing entienden que la inteligencia artificial va a ayudarles a identificar posibles clientes, el 13.7% aún reconocen no comprender qué es la inteligencia artificial.

Como resumen, las principales aplicaciones de la IA en la experiencia en marketing son:

1. Adelantarse a las necesidades de un cliente

La inteligencia artificial es capaz de analizar los datos obtenidos a partir de interacciones con un usuario para adelantarse a sus necesidades o su comportamiento. 

Así, por ejemplo, es posible saber cómo de probable es que un lead avance hasta convertirse en cliente, de modo que la empresa no malgaste recursos y, a su vez, se centre en los leads más prometedores.

2. Generar contenido o páginas web

Aplicaciones como Wordsmith ya permiten la creación de artículos de forma automática, facilitando la labor del redactor con datos y estadísticas y haciendo más eficaz el proceso de redacción. 

Además, ya existen herramientas para el diseño de páginas web automático, de acuerdo a parámetros delimitados por la empresa (las imágenes que quiere utilizar, los textos…).

3. Avance hacia la personalización

La inteligencia artificial se ocupa además de enviar contenidos y ofertas a clientes de forma automática, en base a sus preferencias y la fase del customer journey en que se encuentren. 

De este modo, los mensajes se personalizan, haciéndolos relevantes para cada usuario según sus necesidades.

Esto es especialmente importante con los clientes actuales: el 91% es más probable que se conviertan en consumidores si reciben ofertas que son relevantes para ellos, según Accenture.

Existen así herramientas de automatización de marketing que generan campañas personalizadas de acuerdo al comportamiento de los usuarios y las interacciones con una marca. 

Es también aplicable al e-mail marketing: las herramientas de IA, por ejemplo, eligen el mejor momento para enviar una campaña de acuerdo a interacciones pasadas. 

4. Desarrollo de IA conversacional con chatbots

Quizás uno de los avances más extendidos en marketing es la implantación de chatbots. Entre sus beneficios está el ofrecer una atención al cliente continua y eficiente (ya que esta herramienta atiende a múltiples clientes de forma simultánea). 

Además, el desarrollo en IA conversacional hace que sea posible ofrecer un servicio de calidad, con conversaciones que cada vez imitan mejor las interacciones humanas. 

Estas herramientas pueden ser aplicadas en sitios web y mensajería instantánea, ofreciendo un contacto directo fluido y una atención al cliente de mayor calidad.

Los chatbots permiten así agilizar los procesos de marketing relacional, nutriendo una relación con clientes y prospectos que genera confianza en una marca y hace que se fidelicen.

5. Mejora en las campañas publicitarias

La inteligencia artificial también permite automatizar la creación de campañas publicitarias optimizadas, que se dirigen de forma más acertada a la audiencia target del producto o servicio anunciado. 

De este modo, la IA optimiza el proceso de segmentación de las audiencias, además de aprender, basándose en el análisis de campañas anteriores. 

6. Optimización de la experiencia de compra en la web

Otra de las aplicaciones de la IA en la experiencia de marketing es la oferta de productos personalizados en un sitio de ecommerce de acuerdo a los datos de cada usuario. Así, es posible recomendar los productos más vendidos u otros similares a los que ya ha comprado en anteriores ocasiones.

¿Quieres saber más sobre cómo la inteligencia artificial puede optimizar tus procesos de marketing? En Centribal ayudamos a las empresas a aplicar el potencial de la transformación digital para las ventas y el marketing. Ponte en contacto con nosotros y te contamos cómo. 

Nueva llamada a la acción

Sin comentarios

Publicar un comentario