transformación digital de las empresas

4 Claves para poner en marcha la transformación digital de las empresas

Tiempo de lectura: 5 minutos

La transformación digital de las empresas ya no es exclusiva de los negocios más grandes o con mayores recursos: actualmente, empresas de cualquier tamaño pueden acceder a todas las ventajas de aplicar las soluciones de tecnología en su día a día. 

Hoy en día la automatización de procesos y la inteligencia artificial son indispensables para que cualquier empresa siga siendo relevante.

La mejora en la atención al cliente, en la toma de decisiones o en la capacidad de responder de forma flexible e inmediata a crisis y cambios, son solo algunos de los beneficios de aplicar los desarrollos tecnológicos en el ámbito empresarial. 

Te contamos qué es exactamente la transformación digital de las empresas, por qué dar este paso y las distintas fases para aplicarla. 

Nueva llamada a la acción

 

Qué es la transformación digital de las empresas

La transformación digital de las empresas supone saber aprovechar las soluciones de tecnología para mejorar los procesos y resultados de un negocio.

Se trata de un proceso que implica a la totalidad de una empresa y que va más allá de impulsar la presencia digital, digitalizar los documentos o mejorar los equipos informáticos. 

La transformación digital de las empresas consiste en una mudanza de piel completa para un negocio. Este cambio está marcado por los siguientes procesos: 

  • Cambio en la cultura empresarial. La realidad hoy en día es la de un mercado global y en constante transformación por la tecnología. Para sobrevivir, los negocios deben volverse lo suficientemente flexibles como para poder adoptar cambios tecnológicos y de procesos. 

Es necesario aprender a adaptarse de forma iterativa y saber buscar nuevas oportunidades de negocio de acuerdo a una realidad cambiante.

  • El Big Data manda. La transformación digital de las empresas implica aprender a escuchar la información que brinda el análisis de Big Data y saber adaptarse siguiendo los datos. 
  • Un nuevo modo de relacionarse con el cliente. La transformación digital de las empresas supone poner al cliente en el centro (en otras palabras, volverse client-centric). Los consumidores hoy en día están informados y mantienen una relación “de tú a tú” con los negocios a través de diversos canales de comunicación. Un negocio actualizado entiende el nuevo papel de los clientes y se adapta a él (por ejemplo, buscando la personalización omnicanal en sus comunicaciones).

 

Descubre con nuestro ebook cómo mejorar la relación con tus clientes y optimizar los procesos de tu empresa 

 

Por qué es importante iniciar la transformación digital de las empresas

Impulso a la productividad y recorte en gastos

Uno de los principales beneficios de la transformación digital de las empresas es la automatización de procesos

La tecnología está permitiendo la gestión automática de datos (de clientes, de proveedores…) y documentos. Esto se traduce en reducción de costes de personal, y un aumento de su productividad (ya que se eliminan tareas repetitivas). Además, es posible evitar el error humano en gran cantidad de procesos. 

Conexión renovada con los clientes y acceso a nuevos públicos

Las soluciones de tecnología de comunicación online (email, redes sociales,…) han cambiado el paradigma de relación con los clientes. 

Los clientes actuales demandan que las empresas les atiendan a través de estos canales de forma continua, instantánea y personalizada. Tecnología actual como los chatbots permiten cumplir este deseo, automatizando el proceso para beneficio de los negocios.

Además, una de las principales ventajas es el acceso a nuevos mercados, ya que la localización física ha dejado de ser esencial para hacer negocio. 

La tecnología permite asimismo que las empresas accedan a información valiosa sobre sus clientes y prospectos, incluyendo datos demográficos, pero también información sobre sus intereses y necesidades.

El marketing digital y la atención al cliente del siglo XXI hacen uso de estos datos para ofrecer una experiencia del cliente extraordinaria y personalizada. 

Esto a su vez es un modo de mejorar la competitividad de una empresa, pues se trata del principal campo donde se está librando la batalla por la diferenciación de los negocios: según un informe de Adobe, el 51% de los directivos va a incrementar el gasto en experiencia del cliente a partir de 2020. 

Mejora e innovación de producto 

La escucha activa a través de canales digitales y el análisis de datos forma parte también de la transformación digital de las empresas. A partir de este feedback, es posible detectar mejoras necesarias en los productos o servicios de la empresa, pero también descubrir nuevas oportunidades de negocio.

Además, el análisis de datos macro y la aplicación de inteligencia artificial es esencial para detectar tendencias en el mercado y predecir cambios, de modo que los negocios sepan adaptarse a ellos de forma más ágil y proactiva. 

 

4 pasos para empezar la transformación digital

1. Cambio de mentalidad

La transformación digital de las empresas comienza por generar una nueva cultura empresarial. En este momento inicial, es necesario dar varios pasos:

  • Gestionar el miedo al cambio en todos los departamentos de la empresa.
  • Realizar un diagnóstico del momento en que se encuentra la empresa a nivel tecnológico y de procesos (software utilizado, presencial digital…).
  • Basándose en este diagnóstico, establecer los objetivos que se busca cumplir mediante la transformación digital. Los objetivos deben ser cuantificables, de modo que sea posible determinar si se cumplen o no (por ejemplo, lograr un 5% más de retención de clientes).
  • Estudiar al cliente target de la empresa y cómo la transformación digital puede beneficiarle. 

2. Crear un plan

Una vez establecidos los objetivos en la fase anterior, es necesario ponerlos sobre un calendario, escogiendo fechas de implementación realistas. 

En este punto, es recomendable generar un calendario donde los resultados puedan ser recogidos de forma continua. Es decir, las transformaciones no necesariamente deben ser de gran magnitud, pero sí constantes, de modo que funcione como motivación para todos los involucrados.

3. Implementar, siempre contando con las personas

La transformación digital de las empresas sólo dará resultados poniendo el foco en las personas implicadas. La comunicación interna en la empresa debe ser continua y exhaustiva, centrándose siempre en los resultados obtenidos. 

Es además vital proporcionar formación a los empleados para el correcto uso de los desarrollos tecnológicos.

4. Feedback continuo y flexibilidad

La recogida del feedback de los empleados y los clientes debe ser constante. De este modo, la empresa cuenta con diversas perspectivas sobre cómo están afectando los cambios a las partes interesadas.

Esta escucha continua debe empujar a las empresas a ser más flexibles, de modo que el análisis de resultados se traduzca en la mejora de procesos. 

¿Quieres saber más sobre la transformación digital de las empresas y cómo aplicarla?

En Centribal ayudamos a las empresas a generar experiencias extraordinarias a sus clientes y enfocarse en una estrategia customer-centric, utilizando la tecnología actual y aprendiendo a adaptarse a los nuevos paradigmas. Ponte en contacto con nosotros y te contamos cómo podemos ayudarte. 

Nueva llamada a la acción

Sin comentarios

Publicar un comentario