entrenar un chatbot

Cómo entrenar un chatbot para conseguir resolver las dudas de tus usuarios de forma automática

Tiempo de lectura: 3 minutos

Los chatbots se han convertido en una de las herramientas más populares de automatización entre empresas de todos los sectores. Conoce qué son los bots para empresa y cómo entrenar un chatbot para que multiplique la productividad en tu empresa. 

Comprendiendo a los bots para empresa 

Los chatbot online son herramientas que permiten la respuesta automatizada en un entorno online a modo de atención al cliente. En otras palabras, son software capaces de mantener una conversación con un usuario, ya sea de modo escrito o auditivo. 

Se trata de una manera de ofrecer una interacción continua al usuario, que se usa para gestionar dudas o problemas en atención al cliente, hasta para realizar reservas de un servicio (por ejemplo, un restaurante).

En definitiva, su misión es ahorrar tiempo y esfuerzos al equipo de atención al cliente al responder a las preguntas más comunes y transaccionales. 

Según cifras del portal Invespcro, los negocios que implementan un chatbot ahorran un 30% en costes del servicio al cliente, ya que éstos pueden ocuparse de un 80% de las consultas rutinarias de los usuarios. 

Hoy en día, el uso de la Inteligencia Artificial permite a los chatbots adaptarse al lenguaje humano, comprenderlo y resolver las dudas o problemas que pueda plantearle un usuario.

 

WhatsApp y Chatbots: ¿cómo se adaptan a la atención y experiencia de cliente?

 

5 ideas para entrenar un chatbot

Haciendo honor a la capacidad de chatbots, inteligencia artificial y automatización, es posible desarrollar un entrenamiento de chatbots. La base de este entrenamiento será el exponer al chatrobot al mayor número de conversaciones posibles, de modo que tenga acceso a información que le ayude a aprender. 

1. Establece las preguntas y respuestas

El primer paso para entrenar un chatbot es básico: establecer las preguntas que quieres que responda y dictar las respuestas que debe dar. Después, el chatbot ya estará listo para contestar a esas preguntas, de modo que cuantas más preguntas y respuestas le enseñes, más trabajo ahorras al equipo de atención al cliente. 

Puedes comenzar estableciendo los temas más comunes por los que preguntan los usuarios (desde “ofertas” a “precios”, “suscripciones”, “envíos” o “contraseña”) y más tarde generar las preguntas relacionadas, haciendo entender al chatbot los matices entre las diferentes cuestiones. 

Añade sinónimos y frases similares para las que el chatbot deba utilizar la misma respuesta: por ejemplo, establece que la palabra clave “precio” en una pregunta lleve al chatbot a guiar al usuario a tu página de precios. 

En este momento también puedes dividir las preguntas entre aquellas de las que se ocupará el chatbot y otras que, por su complejidad, debe derivar al equipo de atención al cliente.

2. Desarrolla el Procesamiento del Lenguaje Natural

Con el entrenamiento de chatbots adecuado, las nuevas generaciones de software son capaces de comprender el lenguaje a un nivel más complejo que el simple significado de las palabras: entienden también la intención del mismo, traduciendo la petición en comandos adecuados. 

Esto es esencial, por ejemplo, en caso de detectar que el cliente está teniendo una experiencia negativa durante la interacción, ya que el chatbot puede reaccionar a tiempo (por ejemplo, conectando al usuario con un agente humano).

3. Adáptalo a los diversos canales 

Facebook Messenger, WhatsApp o los chatbots para ecommerce en una página web están utilizando canales de comunicación distintos, y deben adaptarse a ellos. En este sentido, es esencial que el chatbot se comunique utilizando un lenguaje conversacional y apropiado al canal elegido. 

 

Descubre las ventajas de integrar un chatbot en Whatsapp

 

4. Ten en cuenta lo inesperado

Los chatbots funcionan porque la mayoría de las consultas de los usuarios son predecibles. Pero la Inteligencia Artificial implica que también puedes entrenar un chatbot para lidiar con consultas más complejas (por ejemplo, una palabra abreviada o mal escrita). 

Entra aquí de nuevo en juego el Procesamiento del Lenguaje Natural y la capacidad del chatbot de pedir a la persona que repita una pregunta con otro lenguaje, antes de guiarle a acciones erróneas debido a una mala interpretación. 

En este punto, también es esencial asegurarse de que el chatbot no aprenda de interacciones que incluyan palabras malsonantes. 

5. Monitorea sus conversaciones

Muchos software realizan un barrido automático de las conversaciones más comunes que están teniendo con los usuarios y te las muestran. De este modo, es posible observar qué está funcionando y qué mensajes y respuestas deben ser optimizados

 

¿Quieres poner en marcha un chatbot en tu empresa y mejorar la experiencia del cliente? En Centribal facilitamos la fidelización de clientes, digitalizando procesos para cumplir tus objetivos en ventas y marketing. Ponte en contacto con nosotros y te contamos cómo podemos ayudarte. 

 

descargar-caso-exito-chatbot

Sin comentarios

Publicar un comentario