Análisis rápido para proteger a tu empresa de delitos informáticos

Análisis rápido para proteger a tu empresa de delitos informáticos

Tiempo de lectura: 3 minutos

En la era digital que vivimos, los delitos de ciberseguridad en la empresa están a la orden del día. Tu responsabilidad como persona física y empresa no es solo poner remedio cuando esto sucede para minimizar los daños, sino anticiparte para que no sucedan. La seguridad informática absoluta es prácticamente imposible, por ello la prevención es la mejor ayuda y depende única y exclusivamente de ti como empresa.

Un ciberdelito, de forma general, es un acto delictivo que tiene origen en internet, a través de dispositivos electrónicos. Los dispositivos más propensos a este tipo de delitos son los ordenadores y los teléfonos móviles. ¿Qué quieren conseguir? Quienes llevan a cabo este tipo de amenazas de ciberseguridad son conocido como hackers y persiguen el robo de información, ya sea corporativa o empresarial, para conseguir otros actos fraudulentos, económicos o sociales.

¿Cómo puedes prevenir un ciberataque?

Aunque pienses que tus datos como empresa no son relevantes o no interesan a nadie, lo cierto es que aunque fuera cierto esto no es motivo para no sufrir un ataque. Los hackers no tienen por qué buscar siempre un tipo de información concreta, sino que aprovechan todo tipo de oportunidades y brechas para pedir a cambio un rescate económico a tu empresa. Por lo tanto, da igual si tu empresa es conocida o no, tienes la misma probabilidad de que te suceda.

Afortunadamente, hay una serie de acciones que puedes llevar a cabo para prevenir que tu empresa sufra una amenaza de ciberseguridad.

  1. Realizar copias de seguridad: es importante tener siempre toda nuestra información en varios dispositivos para que, en el caso de que un ciberataque tenga lugar en tu empresa, la pérdida de información produzca el menor daño posible y puedas continuar desarrollando tu actividad con la máxima normalidad posible.
  2. Actualizaciones regulares: hay que prestar especial atención a las actualizaciones de nuestro navegador. En ocasiones, los sistemas cuentan con fallos que pueden ser aprovechados por delincuentes informáticos. Habitualmente hay actualizaciones que solucionan esos fallos y actúan como “parches de seguridad”, lo que te ayudará a prevenir la aparición de nuevos virus.
  3. Utilizar diferentes modos de autenticación: es muy recomendable el uso de múltiples factores de autenticación. Este tipo de factores se resumen en cosas que conocemos, que tenemos y que somos, de tal modo que puedan verificar nuestra identidad.
  4. Permanecer siempre alerta: cualquier momento y cualquier lugar es perfecto para que se produzca un ciberataque por lo que es muy recomendable estar siempre pendiente a cualquier cosa que pueda suceder y, sobre todo, no pasar por alto ningún procedimiento. Es un paso fundamental para detectar rápido este tipo de ataques informáticos y, sobre todo, poder ponerles remedio lo antes posible.
  5. Instalar antivirus: los antivirus son herramientas fundamentales en nuestro ordenador, a modo de prevención de ciberataques ya que proporcionan protección en tiempo real contra cualquier posible amenaza.
  6. Mentalízate y mentaliza a tus empleados: nada de esto sirve si tus empleados no están alerta de los riesgos que supone un ciberataque. Hablar periódicamente con ellos e informarles de las posibles consecuencias, puede convertirse en la mejor de las prevenciones.

 

Estas son algunas de las acciones que como empresa puedes llevar a cabo para proteger la seguridad informática de tu negocio, aunque, como se indica en líneas anteriores, nunca existe una ciberseguridad absoluta. Algo que debes saber es que hay empresas de análisis de riesgos de ciberseguridad que velan por proteger tu negocio o minimizar los daños que pueda producir un ciberataque, con una atención absoluta las 24 horas del día, lo que se convierte en la mejor acción de protección.

 

demo-centribot

Sin comentarios

Publicar un comentario