¿Qué es la consultaría medioambiental?

¿Qué es la consultoría medioambiental?

Tiempo de lectura: 3 minutos

Son muchos los frentes a los que tiene que prestar atención una empresa para el correcto desarrollo de su actividad económica. En la actualidad, se ha hecho especialmente relevante la defensa y protección del medio ambiente. En un contexto de cambio climático, un gran número de empresas vuelcan sus esfuerzos en desarrollar su actividad de la forma menos perjudicial posible para así formar parte de acciones a todos los niveles y en todos sus departamentos, contribuyendo de esta manera al cuidado y conservación del planeta.

No es ninguna novedad que queda un largo camino por recorrer pero, por suerte, son cada vez más los negocios que incluyen en su planificación y en sus preocupaciones: la defensa y protección del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y el registro de su huella de carbono, aunque sea simplemente por las sanciones a las que se someten en el caso de no tenerlo en cuenta.

En este contexto surgen lo que se conocen como consultorías especializadas en medioambiente.

 

Un guiño al planeta

 

La consultoría ambiental es un tipo de consultoría dedicada al sector ambiental en empresas y organizaciones, ofreciendo servicios de evaluación y cálculo de daños ambientales. Se encargan de tratar todos aquellos aspectos, en materia medioambiental, que afectan al desarrollo de la actividad productiva de una empresa o de un negocio, tales como: la medición de la huella de carbono, medidas para afrontar el cambio climático, etc.

 

Ahora bien; ¿cómo se materializan estas acciones? La labor de los profesionales que forman parte de una consultoría medioambiental está centrada en asesorar, formar y realizar trámites sobre temas como la recogida de residuos, la contaminación del aire, las políticas medioambientales adoptadas o la propia gestión ambiental de la organización.

 

Los consultores medioambientales destinan sus esfuerzos a analizar la situación particular de cada negocio, para así poder identificar y poner en marcha la optimización de los recursos utilizados, y que estos generen el menor impacto en el medio ambiente, cumpliendo a su vez con toda la normativa legal vigente. De esta manera queda reflejado que tanto el beneficio económico como el cuidado del planeta, no solo pueden ir de la mano, sino que se convierten en la perfecta combinación.

¿Cómo reducir tu huella de carbono?

Cuestión de prioridades

 

El principal problema de las compañías que no invierten en la defensa y protección del medioambiente es que identifican el cuidado del planeta como un gasto, en lugar de como una inversión. Y te preguntarás; ¿por qué una empresa puede estar interesada en contar con una consultoría medioambiental? Son muchas las razones y sobre todo los beneficios e intereses. Aquí te destacamos algunos:

  • Cumplir con la legislación medioambiental vigente.
  • Mejora de la imagen corporativa que proyecta la propia empresa.
  • Incremento de sus niveles de eficiencia y productividad.
  • Poder optar a ayudas y subvenciones de diferentes niveles de la Administración.

 

Aunque cada empresa ha de conocer sus necesidades y su repercusión en la lucha contra el cambio climático para poder desarrollar una política medioambiental adaptada y acorde a sus exigencias, existen algunos puntos comunes para todos los negocios como: la intención de superarse constantemente, el predominio de las tareas de carácter preventivo para controlar la contaminación o la extensión de la concienciación por el medio ambiente a todo el personal de la organización.

 

demo-centribot

Sin comentarios

Publicar un comentario